Jose Manual FajardoJean-Paul Rocher éditeur. Paris, 2011. Francia.

Textos: José Manuel Fajardo.

Fotografías: Francesco Gattoni.

Traductor: Claude Bleton.

 

« En Europa hay muchos partidos políticos e incluso aquellos que pierden las elecciones sonríen, no están furiosos. En África, quienes pierden toman las armas. Y los que están en el poder quienes permanecer en él para siempre».

Con estas sencillas palabras, el mauritano Sidi nos dice más acerca de su país y acerca de todo un continente de lo que nos dicen incontables artículos de prensa. Pausadamente, él nos cuenta también por qué ha abandonado su país. Cientos de miles de personas como él vienen a Francia y Europa, para escapar a un destino que con frecuencia es trágico, o bien, simplemente, con la esperanza de hallar una vida mejor. Detrás de las cifras de la inmigración, hay siempre hombres y mujeres.

Este libro, que se inspira en el trabajo desarrollado por el Taller de Formación de Base de la asociación Emmaüs, nace de la colaboración entre el escritor y periodista español José Manuel Fajardo y el fotógrafo italiano Francesco Gattoni. Los autores han querido poner rostro y voz a estas personas que un día tuvieron el coraje de abandonar su tierra, a veces arriesgando la propia vida.

Jose Manuel FajardoJose Manuel FajardoEdiciones B. Barcelona. 2005.

Traducciones:
Francia: L’eau a la bouche. Éditions Métailié. París, 2006 / L’eau à la bouche (Points. Paris, 2015.
Portugal: Água na boca. Ediçoes ASA. Porto, 2007.
Italia: Il sapore perfetto. Ugo Guanda Editore. Milano, 2006.

Una historia de amor que comienza donde terminan otras. Un marino, metido a cocinero, que se rebela contra la tristeza y la desilusión. Una noche en que se combinan tiempos, viajes y afectos como en un cóctel. La nueva novela de José Manuel Fajardo reclama un espacio para la pasión y el placer frente a la hostilidad del mundo. Pura literatura. Pura vida.

Él es cocinero en un cabaret-restaurante de París, ella danza y canta allí. Él es español e hijo de comunista, ella es rumana y su padre fue perseguido por Ceaucescu. Todos aquellos que les rodean y trabajan con ellos son también inmigrantes. A lo largo de una noche, en la que estalla una guerra, conforme prepara los platos para una clientela multicultural, él hace recuento de su amor y de los avatares que le han llevado hasta esa cocina donde es feliz.

Jose Manuel FajardoEdiciones B. Barcelona. 2003.
Ediciones de la banda oriental. Montevideo.2003. (Edición resumida con el título De aventureros y revolucionarios)

Traducciones:
Italia: Vite essagerate. Ugo Guanda Editore,  Milano, 2004

 

José Manuel Fajardo ha reunido en Vidas exageradas veintidós retratos biográficos de personajes históricos muy diversos, unidos, sin embargo, por un mismo nexo: una existencia excesiva, desmedida, grandiosa...

El autor nos acerca a la sorprendente vida de Catalina de Erauso –también conocida como la Monja Alférez –; al destructivo proceder del trompetista Charlie Parker; a las vidas mentirosas de Salgari o Cyrano de Bergerac; nos descubre a revolucionarios como Pancho Villa o Malcolm X; poderosos como Al Capone, Aristóteles Onassis y John F. Kennedy; o víctimas de ese poder como Alfred Dreyfus.

Jose Manuel FajardoLiteratura Infantil.

Editorial CIDCLI. México. 2005.

Texto: José Manuel Fajardo

Ilustraciones: Pablo Prestifilippo (Argentina)

 

Una niña pide un deseo al ver una estrella fugaz pasar por el cielo, pero un conflicto la aflige, no sabe si debe de contarlo, y a quién. ¿Qué será lo que pidió?

Jose Manuel FajardoEdiciones B, Barcelona, 2001.

Traducciones:
Francia: Les Démons à ma porte. Éditions Métailié. Paris, 2002.
Portugal: Os demónios à minha porta. Ediçoes ASA. Porto, 2003.
Italia: Una bellezza convulsa (Ugo Guanda Editore. Milano, 2002.
Grecia: Enas daimonas estin porta. Ekdoseis Opera. Atenas, 2006.

Premio de Literatura "Charles Brisset". Francia 2002.

 

Una novela situada en el País Vasco actual.

Secuestrado y sepultado en un zulo, el protagonista intenta comprender por qué ha sido elegido como víctima y recorre una y mil veces los cinco pasos de su infernal habitáculo.

Mientras anda, su memoria le trae el consuelo de los viajes que han marcado su vida en el País Vasco. Pero también le enfrenta a algunos de sus recuerdos más difíciles: esos remordimientos y angustias que entre el ajetreo del mundo de los vivos le era fácil eludir. Porque ahora no está vivo, sino enterrado bajo tierra, sin más compañía que la del secuestrador que le trae la comida: un hombre encapuchado, capaz de asesinarle sin sentir el menor remordimiento; el demonio de su infierno, sí, pero de la especie humana.