La abdicación del rey abre la puerta a la iniciativa republicana

Lunes, 02 Junio 2014 10:35
Valora este artículo
(3 votos)

En política, las coincidencias raramente existen. El Rey de España ha abdicado, poniendo en marcha los mecanismos constitucionales para la renovación de la Jefatura del Estado, en el momento de mayor deterioro del prestigio de la Corona y del sistema político imperante.

Su abdicación es un reconocimiento de la crisis de la institución y del Régimen que ha encarnado y una hábil maniobra defensiva para intentar asegurar la pervivencia de ambos, antes de que la dinámica política propuesta por la izquierda transformadora en las recientes elecciones cobre más fuerza. Sin embargo con ella surge la ocasión para denunciar el profundo sentido antidemocrático de la transmisión de poder por vía sanguínea y para exigir que el Jefe de Estado sea elegido en las urnas por la voluntad del pueblo de hoy, no del de hace casi 40 años. La Monarquía mueve ficha y, sin pretenderlo, sienta a la República del otro lado del tablero político.

Visto 11664 veces Modificado por última vez en Lunes, 02 Junio 2014 10:52