La excusa

Martes, 18 Octubre 2011 05:05
Valora este artículo
(3 votos)

¿Cómo pueden salir los demonios del Infierno? Esa es la pregunta cuando se quiere poner fin a un movimiento terrorista. Porque el camino que va de considerarse un héroe de la causa a ser visto como simple asesino no es fácil. De guerrero a criminal, un desbarrancadero del amor propio. Y sin embargo, hay infiernos que sólo se clausuran del todo por falta de mano de obra, de modo que hallar una salida para esos demonios es también interés de las víctimas.

La conferencia de paz del País Vasco no responde a una necesidad de la sociedad española. En realidad, quien más la necesita es la propia ETA: la petición internacional de fin de la violencia puede servirle de excusa para abandonar las armas y esa sería su única utilidad. El resto es pose. Los etarras saben, por más que aparenten, que saldrán de su infierno no rumbo al cielo de la negociación política sino al largo penar del purgatorio. El último tema de conversación que les queda.

Visto 10697 veces