Figuras de cera

Jueves, 15 Diciembre 2011 05:09
Valora este artículo
(2 votos)

El Museo de Cera de Madrid ha retirado la escultura de Iñaki Urdangarin del grupo de la Familia Real española. Quién diría que un museo kitsch iba a ser el termómetro de la crisis institucional, una metáfora del sistema. Pero es lógico: al fin y al cabo, el Rey es el jefe del Estado español.

El sistema político nacido tras la muerte de Franco más que museo parece teatro de cera. Todo se viene abajo. El goteo de políticos corruptos es interminable. El sistema electoral diluye la voluntad del pueblo con un reparto de escaños discriminatorio. Los ciudadanos son espectadores de una obra de la que están excluidos, pero que pagan cara. El Estado de Bienestar se licua bajo la presión de los mercados. La Iglesia Católica mantiene la lacra de sus privilegios económicos y educativos. Se acaba la representación y las figuras de cera se resienten del calor de la indignación ciudadana. ¿Cuándo será el turno de los actores de carne y hueso?

Visto 802 veces Modificado por última vez en Jueves, 15 Diciembre 2011 16:51